En la pequeña ciudad holandesa de Schiedam, pegadito a Róterdam, la familia Peters destila la primera Ginebra Llave de la historia antes de 1860. Este tipo de destilado era muy común en la región, de hecho la primera ginebra de la historia nace en tierras de Paises Bajos de la mano del médico anatomista Franciscus Sylvius cerca del siglo XV. Esta tonificante bebida ayudaba a prevenir y curar problemas estomacales, gracias a la mezcla del enebro con el alcohol. Al enebro se le reconocen virtudes digestivas y vigorizares, que es trasladan a esta bebida apropiándoselas. Y éste botánico es el que le da el nombre al destilado: Genever.

Poco tiempo después, los heramanos Edward y Karl Otto Peters emigraron hacia Argentina trayendo sus conocimiento y la marca Ginebra Llave que en 1867 se patenta luego de la primera marca que inauguró la Oficina de Patentes: Hesperidina.
Desde que arribó en 1867 es una de las marcas que formó parte de la vida cotidiana de la Argentina. A esta bebida la encontramos en numerosas referencias del “Martín Fierro”, cuadros de Molina Campo y canciones de Luca Prodan.

 

Lugar de producción
Caseros (BA)

Metodo de elaboración
Con una receta secreta se elabora un mosto de cereales que dará una suerte de cerveza de unos 8 a 10 grados de alcohol. Posteriormente se destilará para obtener un aguardiente y que luego será redestilado con presencia de bayas de enebro y otros botánicos, lo cual lo coloca como producto entre un intermedio de gin y ginebra.

No es gin porque se hace sobre la base de alcohol con congéneres de los cereales (mientras que en el gin se debe partir de alcohol neutro) y no es ginebra porque usa mas botánicos.

De todas maneras es un gran producto a descubrir.

Maestro Destilador
No Declarado

Su botánico

  • Enebro
  • Cardamomo
  • Coriandro
  • Limón

Instagram
https://www.instagram.com/ginebrallave/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here